jueves, 2 de agosto de 2007

El problema de los "gigantones"

Hoy he tenido un sueño rarisimo...

Estaba con más amigos en una feria. Me acercaba a un pequeño puesto de chucherias, palomitas y demas y le pedia a un señor "apu" (representante del sector badulaques de origen indio) una bolsa de "gigantones", esos kikos gigantes con sabor a barbacoa que me vuelven loco... el hombre, con su original acento me decia: son 2, 5 euros... -Pero hombre!!! estas loco!!?? le recriminaba yo... ¿Como me puedes cobrar el triple de lo normal?... como veia que el hombre no me entendia, se lo repetia con señas... el triple! el triple! no! tres no! no puede ser... el hombre sonreia... asi que le digo que salga de la caseta, que le voy a denunciar... El hombre sale acojonao y me dice que no le denuncie, y yo que si, y el que no... asi un buen rato. Entonces, la magia de los sueños hace que estemos en un coctel con champagne y gente vestida muy elegante. El pobre "apu" estaba acojonado y yo seguia explicandole que no podia cobrar tanto por una bolsa de kikos... y derepente se pira... y todo el mundo se me queda mirando y callados. Yo veo que voy con chanclas y me entra vergüenza por no ir tan arreglado como ellos... pin pan me despierto...

Freud, estas por ahi? dime algo...

KITT y el problema de los Gigantones

PD: para illustrar, un loco video via bollywood...

3 comentarios:

sloth dijo...

Evidentemente, tu sueño tiene una clara interpretación en la línea másc clásica de mí mismo. La referencia repetitiva a los gigantones tiene relación directo con un complejo no resuelto acerca del tamaño de tus testículos, cuyo tamaño te gustaría que fuese el triple del que es en realidad. Cuando aparece el hombre del badulaque lo hace en tanto que solución a tu problema, y tu lucha con él es en realidad contigo mismo a un nivel subconsciente que reprimes constantemente. Así, cuando el desparece aparece el champán, que es una imagen evidente de potencia, fuerza fálica y efluvios eróticofestivos. Si te fijas, despiertas del sueño cuando te miras a los pies (claro elemento fetiche en la psicología erótica occidental) y ves que vas con chanclas, que en toda cultura sofisticada como la tuya es sinónimo de cutrerío. En definitiva: gigantones-testículos champán-potencia sexual chanclas-negación de tu propia sexualidad. Resultado: eres gay, tienes buen gusto y te gustaría tenerla mas grande. Estás en el lugar y el momento adecuado: Barcelona y la Love Ball toda esta semana...

Dr. Sloth Freud

PD: la primera consulta es gratis

KITT dijo...

Gracias dr. Sloth...

y seria genial que mis huevos tuvieran sabor a barbacoa...

Mr.X. dijo...

No podrías soñar cosas más simples como salchichas con Spam? Que hambre me dan tus sueños!

Cuidado con Sloth!: S´ho ha fet venir be para ligar contigo esta semana, en la que deduzco que hay cualquier tipo de celebracióna gay en Barcelona. No te dejes, tonto.

Mr.X. dice: Como te huelen los pinreles.