martes, 2 de octubre de 2007

Donostia Zinemaldia (II)



Ya que di el coñazo con la inauguración debería darlo con la clausura, aunque sea tarde y mal. El Festival de San Sebastián se ha terminado y, al margen del bonito vestido de Demi Moore y las gorras de Richard Gere, han pasado unas cuantas cosas interesantes que, si eres un cinéfilo ya sabrás y si no te va el cine te dará lo mismo. Por eso me limito a felicitar a Gracia Querejeta (mejor guión original) y a Blanco Portillo (mejor actriz) ambas premiadas por 7 mesas de billar francés. Y para saber más, date una vuelta por la web del festival que está la mar de bien. Parece que la ficción autóctona, catódica, católica o cinéfila, arranca.

4 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Hola Kitt, buen recuento del festival. Saludos!

tootels dijo...

ainss la verdú... que imaginación que tengo... muy bruto me pone..

KITT dijo...

yo solo me acuerdo de las tetas de esta mujerona... viva el cine!

mir dijo...

pobrecita... Para tetas, los post del destape en mirlab (jejee)